Cómo organizar team building

Tener claro cómo organizar un team building es el primer paso para que un evento de este tipo sea todo un éxito. Y nos interesa que el resultado sea exitoso, porque estas actividades tienen efectos muy beneficiosos tanto para la empresa a nivel general como para sus empleados a nivel particular.

¿Qué es un team building?

Para conseguir los mejores resultados, las organizaciones necesitan que sus equipos de trabajo funcionen como una maquinaria bien engrasada. Pero siempre hay obstáculos que lo impiden: conflictos entre los miembros, falta de liderazgo, problemas de comunicación, falta de empatía… Todo esto da lugar a que el equipo no consiga la productividad que se espera de él.

El team building nace como herramienta para ayudar a construir equipos de alto rendimiento. Se compone de un conjunto de actividades organizadas a través de la empresa (aunque esta puede dejar su diseño y puesta en práctica en manos de especialistas), para fomentar la cooperación y el espíritu de equipo entre los empleados.

cómo organizar team building

Son actividades de tipo lúdico y participativas. En las que los empleados tienen la oportunidad de conocerse mejor a nivel personal y colaborar de una forma diferente a como lo hacen en su puesto de trabajo.

En una actividad de team building cambia el escenario, cambian las tareas a afrontar y los objetivos a cumplir, y también los roles. Esto genera un ambiente más distendido en el que dejan de existir las jerarquías y todos tienen que trabajar juntos para conseguir un mismo objetivo.

 

Ventajas del team building para las empresas

  • Mejora la confianza en uno mismo, porque permite al empleado conocerse más en profundidad, detectar sus fortalezas y sus debilidades.
  • Refuerza la confianza entre los miembros del equipo, al “forzar” la interacción entre personas que quizá, normalmente, no suelen colaborar entre sí. Esto les permite descubrir en sus compañeros a colegas en los que pueden apoyarse.
  • Mejora la motivación de los trabajadores. La jornada lúdica supone romper con la rutina de la oficina, haciendo que los empleados se sientan mucho más animados y vuelvan al trabajo con más ganas de dar lo mejor de sí y de seguir desarrollando esas relaciones que han empezado a forjarse en las dinámicas de grupo.
  • Mejora el ambiente de trabajo. Al mejorar la motivación, todo el mundo está más animado y contento, haciendo que el ambiente sea mucho más agradable.
  • Potencia el liderazgo y la capacidad para delegar responsabilidades. Esto le viene especialmente bien a quienes ejercen puestos de mando. En las actividades pueden trabajar todavía más sus dotes de líderes y, además, pueden comprobar de primera mano que no pasa nada por delegar tareas y responsabilidades si se hace en personas de plena confianza y bien capacitadas.
  • Fomenta la comunicación a todos los niveles. En un evento de este tipo no hay jerarquías, todos están obligados a relacionarse con todos al mismo nivel, y eso facilitará después la comunicación en el trabajo.
  • Mejora la capacidad de respuesta frente al estrés y promueve la creatividad.

Todas estas ventajas derivan en una que le interesa especialmente a la empresa: se aumenta el rendimiento en el trabajo y, con él, la productividad.

 

¿Qué actividades se realizan en un team building?

Igual que cuando pensamos en cómo organizar una convención tenemos en cuenta factores como los objetivos que buscamos, al elegir las actividades que se van a realizar en un team building también debemos partir de la meta perseguida. Porque esto nos ayudará a determinar qué actividad es más adecuada en cada caso. Veamos algunos ejemplos.

Scape room

Una actividad muy popular en la que el equipo se sumerge en una situación y tiene que resolver los desafíos que se le presenten para conseguir abrir la puerta de la habitación en la que está encerrado. Hay que trabajar en grupo y con agilidad, porque el tiempo corre en contra de los participantes.

Juego de confianza

Los participantes se ponen por parejas. Uno irá con los ojos vendados, y el otro ejercerá de guía. Quién lleva los ojos tapados debe recorrer un camino de obstáculos con la única ayuda de las instrucciones de su compañero. Gana el que llegue primero a la meta.

Acciones de voluntariado

Este tipo de acciones con un carácter más social no solo promueven la colaboración entre todos los miembros del equipo y la ayuda a otras personas, sino que también sirven para que los empleados conozcan e interioricen los valores de responsabilidad social corporativa.

Acciones lúdicas – competitivas

Gymkanas, concursos de cocina, regatas o actividades deportivas, son algunas de las actividades de equipos que, además de ser muy divertidas, requieren liderazgo, cohesión de equipo, organización y estrategia para ser el grupo ganador.

 

Cómo organizar un team building

Hay varios aspectos imprescindibles a tener en cuenta, con independencia del tipo de actividad o dinámica grupal que vayamos a organizar.

Debe ser agradable

La actividad debe ser divertida y motivante para todos los participantes. Que nadie sienta que está perdiendo el tiempo.

También hay que prestar especial atención a las condiciones de los trabajadores, y es conveniente no hacer que dediquen a este tipo de actividades su tiempo libre. Si se pueden encajar las actividades dentro del horario de trabajo, mucho mejor.

No debe generar inseguridad

No todos tienen los mismos niveles de comunicación, liderazgo, extroversión… hay personas que pueden ser más tímidas, más calladas, más introvertidas… no pasa nada, porque no hay nada de malo en ello. La clave para que el evento sea un éxito es que todos los participantes se sientan cómodos con la actividad a realizar.

Debe tener unos objetivos claros

La actividad debe ser sencilla y con unos objetivos que estén bien determinados desde el primer momento, así evitaremos que se convierta en una fuente de preocupaciones para los participantes. Por otro lado, es aconsejable que la dinámica grupal a realizar guarde relación con los valores corporativos de la empresa.

Cuando se trata de cómo organizar un team building, son muchas las cosas que hay que tener en cuenta. Es por ello, que las empresas prefieren dejar todo lo relativo a la organización y planificación de estos eventos en manos de especialistas. Esta es la mejor manera de garantizar el éxito.

Etiquetas

Últimos post

Cómo organizar un viaje de incentivo

Cómo organizar un evento de lanzamiento de producto

Categorías

Comparte